FM MagaLih 94-1

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Provinciales Capitanich ratificó apoyo del Chaco al proyecto de Ley de financiamiento de las industrias culturales mediante platafornas digitales
Capitanich  ratificó apoyo del Chaco al proyecto de Ley de financiamiento de las industrias culturales mediante platafornas digitales
  • Compartir
  • 120

Capitanich ratificó apoyo del Chaco al proyecto de Ley de financiamiento de las industrias culturales mediante platafornas digitales

La iniciativa propone igualdad de condiciones tributarias en beneficio de las plataformas nacionales de streaming frente a las extranjeras. El objetivo es fomentar las producciones audiovisuales argentinas e incrementar los fondos de financiamiento disponibles para todas las expresiones artísticas del país, generando empleo para miles de hacedores culturales.


El gobernador Jorge Capitanich ratificó el apoyo del Chaco al proyecto de ley de financiamiento de las industrias culturales mediante plataformas digitales, en beneficio de todas las disciplinas artísticas de alcance federal. La iniciativa fue expuesta en la primera asamblea del Consejo Federal de Cultura, realizada el 19 de abril en Buenos Aires, y presentada este jueves en Casa de Gobierno por sus principales impulsores, entre ellos el diputado nacional por Córdoba, Pablo Carro.

Estuvieron presentes el presidente del Instituto de Cultura, Francisco Romero; la directora de Medios Públicos, Guillermina Capitanich; la diputada nacional chaqueña, Lucila Masin y la diputada provincial Mariela Quirós; el coordinador de la Multisectorial Audiovisual Nacional, Guillermo Tello; la directora de Acción Federal del Ministerio de Cultura de la Nación, Marina Aranda; además del secretario general de SATSAID, Horacio Arreceygor y la cosecretaria de Cultura de la CGT, Belén Ratto, entre otras y otros representantes de la cultura nacional y local.

El proyecto propone igualdad de condiciones tributarias para las plataformas nacionales de streaming frente a las extranjeras, reinvirtiendo y generando trabajo en la diversidad de los territorios. Esta regulación mejora la competitividad de grandes y pequeñas productoras y amplía la oferta laboral de miles de artistas en general, actores, músicos, periodistas, creadores, productores y técnicos argentinos.

"El derecho a la cultura tiene que ser un derecho donde el Estado cumpla un rol fundamental, para financiarlo y subsidiarlo. Es parte de la alimentación del espíritu, sin lo cual no se puede sobrevivir en un mundo tan complejo y cambiante como este”, expresó Capitanich, y anticipó que llevará el proyecto a la próxima asamblea de gobernadores del Norte Grande.

"La industria cultural es clave en el país: tiene hoy el tres por ciento del producto bruto interno y genera más de 500 mil empleos, con una gran cadena productiva que incluye a trabajadores de diferentes sectores. Es un gran vector de generación de empleo y crecimiento”, sostuvo el gobernador.

Además, aseguró que es posible generar las condiciones de vinculación del mercado de capitales con el sistema financiero para generar un mecanismo de financiamiento para la producción audiovisual. “La bolsa de comercio del Chaco tiene una movilización de recursos de entre 3 mil a 5 mil millones de dólares por año y la verdad es que perfectamente se podrían financiar proyectos de las industrias culturales. Si efectivamente tenemos la capacidad de constituir un fondo específico para la colocación en el mercado de capitales, podemos securitizar el flujo y garantizar mecanismos de repagos como lo hacemos para el equipamiento de consorcios camineros”, consideró.

La iniciativa establece que los prestadores de servicios audiovisuales de libre transmisión disponibles en la red de internet abierta, que operen o comercialicen servicios en Argentina, tributen un gravamen proporcional a su facturación bruta correspondiente a publicidad tradicional y no tradicional, abonos y todo otro concepto derivado de la explotación de dichos servicios: del 3% para el caso de servicios extranjeros y del 1,5 % para el caso de servicios nacionales.

El 70% del total de lo recaudado sería destinado por la autoridad de aplicación a co-financiar proyectos de producción audiovisual nacionales y el 30% restante a desplegar proyectos de inversión de infraestructura en localidades que cuenten con servicios de banda ancha con velocidades de transmisión como mínimo dos veces más lenta que el promedio nacional.

“Eso significa descentralizar estrategias de constitución de polos audiovisuales para que tengan un sentido federal. Emprendimientos de esta naturaleza nos pueden permitir acrecentar el volumen de empleo, porque es una cadena de valor extraordinaria”, sostuvo Capitanich, y defendió la idea de fijar un gravamen a las plataformas “ya que el Estado argentino debe tener capacidad regulatoria que ponga límites al afán corporativo y que garantice distribución de ingresos para construir una sociedad abierta, plural y democrática, con distribución equitativa del ingreso”.

“Las corporaciones se apropiaron de los vectores de construcción de identidad y al haber concentración mediática no hay pluralismo ni democracia. Eso se resuelve generando conciencia a través de la creatividad de los contenidos audiovisuales, con una cultura abierta con promoción de valores identitarios”, afirmó, y bregó para que el tratamiento en el Congreso de la Nación avance rápidamente porque "cada día que se pierde es trabajo que no se genera".


SOBERANÍA E IDENTIDAD NACIONAL

El diputado nacional Pablo Carro indicó que en el país la cultura es “el sexto agregador de valor en la cadena productiva económica, pero actualmente los recursos son escasos”. “La forma en la que miramos películas y escuchamos música cambió, lo hacemos a través de plataformas de streaming, que son empresas trasnacionales que venden un servicio a la Argentina, a quienes pagamos en dólares pero no pagan impuestos”, detalló, y por eso el objetivo es encuadrarlas como un servicio de comunicación audiovisual.

“Así vamos a lograr que tributen en el país y generar fondos para la cultura”, explicó Carro, y agregó que además se les podrá exigir que cumplan con la ley para que haya cuota de pantalla, con producción y estrenos nacionales y de productoras independientes. “Habrá más trabajo para nuestros artistas y producciones independientes; lo que es importante en términos de soberanía e identidad nacional”, expresó, aclaró que lo que se propone no es un nuevo impuesto, sino que las empresas extranjeras tengan las mismas condiciones y obligaciones que las nacionales.


POLÍTICAS PÚBLICAS FEDERALES

Francisco Romero destacó que el encuentro fue “sumamente significativo” porque es parte del proceso que hay que hacer para un proyecto de Ley de nuevo financiamiento de política pública cultural en clave federal. “Pretendemos que las plataformas digitales de contenido audiovisual, que son por donde circula hoy el grueso de la producción cultural pero que no dejan las riquezas en el país, tengan un gravamen para financiar políticas públicas culturales federales, que contribuyan a desandar la desigualdad en la redistribución de los recursos”, remarcó.

Guillermo Tello por su parte destacó la importancia de avanzar sobre el desarrollo de fomento para todas las áreas culturales. “Esta experiencia fue muy importante ya que es la primera vez que logramos unir a todos los referentes vinculados al área de la cultura a trabajar, lo cual es una realidad que nunca habíamos tenido y encontramos en esta composición del Consejo Federal de Cultura un compromiso que nunca antes habíamos visto. Hay que creer más en la cultura como desarrollador productivo, pensar en las capacidades no solo de identidad y diversidad cultural para nuestra sociedad sino también que somos capaces de hacer un aporte a la construcción de la patria”, manifestó.


TE PUEDE INTERESAR